Entrevista EXCLUSIVA

Lic. Carlos González Merino

Pre Candidato a la Presidencia del Sindicato Único de los Trabajadores del Gobierno de la CDMX (S.U.T.G.CDMX)

¿Quién es Carlos González Merino?
Ha sido trabajador desde los 6 años. Empecé a trabajar porque en mi casa faltaba la comida. Eso me trajo aquí a la Ciudad de México en 1974. El 1º  de septiembre del 74 ingresé a trabajar al Gobierno de la Ciudad de México, con el apoyo del entonces regente Octavio Sentíes Gómez, me dio la plaza para entrar al Registro Público de la Propiedad, ahí fui Secretario de Trabajos y Conflictos del 83 al 86, del 86 al 89 fui Secretario General de esa Sección,  después pasé al Comité del Ejecutivo General donde ocupe una diversidad de cargos. 


Fui Coordinador Jurídico y Apoderado del Sindicato por casi 27 años. Veía la problemática de todas las secciones sindicales, paralelamente estaba como Subdirector Nacional de Asuntos Jurídicos de la FSTSE y posteriormente como Director Nacional de Asuntos Jurídicos de la FSTSE. Ocupe varios cargos, Secretario de Programas de Asistencia Social, Secretario Contralor de Programas de Asistencia Social,  y por parte de FSTSE también estuve como Magistrado en la Segunda Sala del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje.


Coméntanos sobre tus primeros logros, como Secretario General
Tengo la posibilidad de poder representar de una forma digna a los trabajadores por conocimiento de la materia. Como Secretario General uno de los logros más sobresalientes fue tener los tabuladores especiales para el Registro Público de la Propiedad y el Archivo General de Notarías. 


¿Por qué especiales?, porqué en aquel entonces el nivel era del 1 al 8 el máximo y yo, conjuntamente con el apoyo de todo el Comité Ejecutivo  y de los propios trabajadores, se hizo la exigencia a la parte patronal. Se logra que se autoricen esos tabuladores que iban del nivel 12 al 27.5. Se crea también las funciones específicas de lo que eran los Registradores del Registro Público de la Propiedad, que son fedatarios, son licenciados en Derecho y que tienen fe pública. Se crean las plazas especiales de Inscribídores, que a la fecha son salarios bastante considerables, no suficientes, pero si en relación a la generalidad de los salarios. 


Mi participación en el sindicato fue la regularización de todo el patrimonio sindical. El hotel de Acapulco que fue expropiado por PROTUR y a su vez el dueño de punta diamante que era una inmobiliaria de 1897, el accionista mayoritario demando ante el Juzgado del Distrito la nulidad de todo bien. No sé a qué serie  de acuerdos hayan llegado, nosotros obtuvimos este recurso de reversión en el 95. Estaba Francisco Martín de Rivera como Secretario General del Sindicato Único, él sí le puso interés a que defendiéramos el hotel. Logramos el recurso de reversión con el apoyo de Óscar Espinoza que era el regente de la ciudad y del entonces Gobernador de Guerrero, además del Presidente Municipal que era el licenciado Añorve, que había sido magistrado del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje. Estamos hablando que es un inmueble que está ubicado en un espacio donde el metro cuadrado cuesta a la fecha  25 mil dólares y tiene una superficie de 41 mil metros.


Coméntanos la situación actual del S.U.T.G.CDMX.
Actualmente está camada de Secretarios Generales que pasó por nuestro sindicato y de Presidentes del mismo, abandonaron. Ahora parecen desechos y así todo el inmobiliario del sindicato está en estado deplorable porque se llevaron todo el dinero, le dieron otro destino excepto el de dar mantenimiento al patrimonio inmobiliario del sindicato. También está la duda si vendió o no Juan Ayala, es un desastre ya el sindicato.


Platícanos sobre las “AMPLIACIONES” de Juan Ayala.
Juan Ayala por las triquiñuelas de hacer ampliaciones en  mayo de 2015, instaló un Congreso en el salón Bugambilias donde se iban a hacer las reformas de los estatutos para ampliarse. Llegó un número equis de trabajadores, superaban los 600 trabajadores, y se suspende todo acto del Congreso. No se clausuró el Congreso, no se declaró el receso, en otras palabras no se cerró ninguna de las formalidades que establecen los estatutos. 


Posteriormente me entero que entre sábados y domingos estaban llamando a Secretarios Generales Seccionales y a Delegados al Consejo y les daba dinero para que firmaran como si esas reformas se hubiesen hecho en el Congreso. Mandaron al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje esas reformas estatutarias. El tribunal, sin un análisis a las mismas, les dio entrada e hizo la toma de nota. Si bien es cierto que el tribunal no está facultado para inmiscuirse en la vida interna del sindicato o de los sindicatos, también lo es que sí está facultado a revisar que lo que hacen los sindicatos esté dentro del marco legal existente y en este caso no lo hicieron así.  


Los procesos electorales han sido en extremo amañados, no había ningún regulador de los procesos y se hacía la voluntad del Secretario de Procesos Electorales, del Presidente del Comité de Vigilancia, del Secretario de Organización y del propio Presidente del Sindicato. Cuando la persona era fin a ellos le cargaban los dados a todos y le ponía todos los obstáculos del mundo a la oposición como las que vivimos en el año pasado, habiéndose terminado la gestión de Juan Ayala, hizo una ampliación del 15 al 19 y del 19 había intercalado otra ampliación del 19 al 2024, entonces el Tribunal tomó nota de eso pero lo condicionó en la segunda toma. 


Empieza el problema desde que fue el consejo de delegados donde se supone se iba a aprobar la convocatoria para el Congreso en General de Delegados. En el Consejo había setenta y tantos delegados en contra y cuarenta y tantos en favor. Cuando Juan Ayala lee la convocatoria y pregunta que si era de aprobarse, los cuarenta que estaban con él dicen “aprobado, sí”, entonces que nos oponemos pero posterior a la pregunta y este reacciona (Juan Ayala): “Doy por aprobada esta convocatoria”.


Llega el día 10 de julio que es cuando se instala al Congreso General de Delegados y a las 8 de la mañana están destituyendo a Juan Ayala. Debieron hacer una planilla de Comité Ejecutivo General y no a una persona, eso fue ilegal además no le toman la protesta a quien aparentemente había sido el Presidente Interino (que no existe esa figura en los estatutos), y se van 14 días después sin haber declarado receso, sin haber clausurado el Congreso, sin haber tomado protesta. 


Catorce días después en el salón del deportivo 14 de diciembre en el Olímpico, se reúnen pero no la totalidad y le toman protesta al supuesto presidente interino y manda esos documentos al Tribunal y toma nota como cuestión válida. Se  debió observar que la ley fue modificada el 1º de mayo de ese mismo año, por mandamiento prácticamente de EE.UU. a México con lo de la ratificación del convenio 98 de la OIT, esas reformas consisten en que ninguna representación sindical sería válida si no era elegida a través del voto directo y secreto del trabajador. En ese momento, aclaro, no estábamos en pandemia. 


Después el presidente interino de una manera puerca, indolente, ofensiva, lanza una convocatoria. Se abre a pre registro. Un servidor está para proponerse como candidato, lo primero que hicieron fue no dejarme entrar, usando actos de violencia, no física pero si de una manera moral,  se me acercaron unos sujetos y me dijeron que tenían instrucciones de no dejarme entrar, si yo insistía pues me iban a dar una “madrina”. Me retiré. 


Llega el día del registro oficial, para que quedaran los candidatos que iban a participar, entonces, de una forma puerca, con la participación de Hugo Alonso y Castelar y del Comité que estaba aparentemente en turno (porque ya no había comité en ese momento) que ya no tenía ninguna validez, estaba participando como como planilla roja, Armando Bautista, que había sido Secretario General de la Sección 33 saliente de la Secretaria de Trabajo y Conflictos. La convocatoria decía que ninguna persona que fuera ex Secretario podía participar, en ese momento el sujeto que está dando lectura a la convocatoria se percata que Armando Bautista ya había sido Secretario General y  le dice a Castelar y a Hugo, que Armando fue ex Secretario General. En ese momento modifican la convocatoria, ahora existían dos convocatorias, pero la segunda no fue lanzada por el Congreso.  El de la planilla roja empezó a ver que le cargaron los dados en favor de Hugo de la Secretaria de la Sección 1 y no le dieron a él ninguna oportunidad, se sale del proceso como protesta. Supuestamente votaron como 25 mil, porque cargaron todas las urnas o lo que dicen “las preñan”. 


Entramos en acción e hicimos lo que teníamos que hacer para que el tribunal no tomara nota de eso y sale una primera publicación donde dice que por haberle negado el pre registro a Carlos González Merino, Rogelio Sanabria y al Liborio se declaraba nulo el proceso. Al día siguiente se declara nulo el proceso por todas las anomalías que llevaba. 


El Tribunal saca el directorio para el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México y es el que lleva casi un año representando a los trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México.


¿Cómo apoyaban a Juan Ayala, para lograr sus votaciones a favor?
Con el apoyo administrativo de Miguel Ángel Vázquez Reyes que era Director General de Administración y Desarrollo Personal, posteriormente fue Subsecretario de Capital Humano, en contubernio con los que estaban ahí, cambiaban a las personas de secciones. Se sabe a través de los estatutos y de las tomas de nota cuando van a hacer los cambios las secciones, ajustando los tiempos, mandaban trabajadores a esa sección seis o siete meses antes y cuando llega el momento del proceso electoral tenían el derecho de votar. Estas personas ya llevaban la directriz por quien iban a votar.


 ¿Cómo está afectando la pandemia al Sindicato del S.U.T.G.CDMX?
Yo veo que en los estados se están llevando procesos electorales eligiendo a presidentes municipales diputados, gobernadores, ahí votan millones de personas. Las 16 alcaldías están saturadas de gente en sus explanadas. La Jefa del Gobierno, con justificada razón, está exigiendo que no haya concentraciones masivas, porque se está dando la situación de que se están contaminando las personas y el sector salud está totalmente deficiente, no hay camas, no hay medicinas. 


Están preparando las elecciones del 2021, veo que están regalando tarjetas despensa, mil cosas de los programas de asistencia social, podría haber otro sistema de entrega, pero no que se aglomerará la gente en las explanadas. La Jefa de Gobierno está dando instrucciones de que no haya concentraciones masivas de gente y nadie obedece esa orden.


¿Qué paso con las plazas de los fallecidos por COVID del Gobierno de la CDMX?
Se hizo un programa por parte de la Jefa de Gobierno en el tenor de asignarle la plaza a los familiares directos de los trabajadores que hubiesen fallecido por la pandemia. 


Lo que no están tomando en consideración es que muchos de esos trabajadores que fallecieron por esta pandemia, no tenían los requisitos para poder ser generadores de una pensión del ISSSTE o de una pensión de la caja, entonces se tendría que dar la atención al viudo o viuda o hijos menores de edad que hubiesen quedado. Ellos tienen el derecho a esa pensión porque está considerado que es un riesgo de trabajo. Hay casos que el hijo es mayor de edad y es estudiante, tiene derecho hasta los 25 años o es una persona que tiene incapacidad física y/o mental, también tiene derecho a recibir una pensión y eso no se está dando.


¿Cuáles son los niveles, de los trabajadores del Gobierno de la CDMX?
Aquí el problema es que seguimos teniendo trabajadores de primera, segunda, tercera, cuarta y quinta. De primera hablamos con aquellos que los mandaron a confinamiento a que estén en su casa o que no asistan al centro de trabajo, pero tenemos a quienes sí están haciendo su trabajo pero no tienen ninguna protección de seguridad social, entre ellos tenemos a aquellos de las “outsourcing”, aun cuando la ley prohíbe el comercio de la mano de obra, las outsourcing  reclutan personas y las ubican en las empresas donde están demandando determinada mano de obra, pero cobra por cada trabajador x cantidad, y, al trabajador le da una cantidad irrisoria que por necesidad acepta.


¿Cómo fue que la F.S.T.S.E. rescata al S.U.T.G.CDMX?
Hay un artículo expreso que dice que debemos de estar en materia de las políticas laborales a nivel de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, debemos obedecer a través de sus Congresos y/o Comités Ejecutivos. Al quedarse acéfalo el Sindicato del Gobierno de la Ciudad de México lo más congruente, de acuerdo a los propios documentos del sindicato y de la federación, nos tenemos que sujetar a los lineamientos que emita al respecto la Federación, esa es la base por la cual la federación tiene la facultad suficiente para poderse hacer cargo de lo que es el Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de la México. Persiste el desacuerdo porque todos quieren seguir cobrando sin hacer nada, porque han sido una camada de Secretarios Generales que no han cumplido con sus funciones, que no han respondido a los trabajadores.


¿Cómo son distribuidas las cuotas sindicales de los trabajadores?
Se distribuyen según mandatos de los estatutos 2.5 %  sobre el salario base gravable de los trabajadores y de este de este porcentaje se le da a la FSTSE,  que no se le está dando, el 0.10 % a la Federación y a la sección se le da también su parte. El gobierno tiene ya debidamente tabuladas cuanto es el porcentaje y lo que corresponde al Comité Ejecutivo General, el licenciado Joel Ayala Almeida lo está depositando en una cuenta específica para que quien vaya a tomar las riendas del sindicato tenga esos fondos, de los cuales estamos con la ley de transparencia, debe transparentarse todo lo relativo al patrimonio sindical. 


Platícanos sobre las posibles “REFORMAS ESTATUITARIAS”
Hasta ahorita no ha habido un consenso para hacer reformas estatutarias porque la Ley Federal de los Trabajadores del Servicio del Estado en el artículo 69 prohíbe la reelección y cualquier forma de ampliación de la gestión de una representación sindical. 


El sindicato es miembro de la FSTSE y se ciñe a los estatutos tanto del único como de la propia F.S.T.S.E. y de los acuerdos que la federación tome por mandato estatutario, no por capricho. Esta actividad la está realizando hasta ahorita el licenciado Joel Ayala Almeida.


¿Cómo son distribuidas las plazas del Gobierno de la CDMX?
Hay una disposición en la ley, que es donde están las normas que regulan el escalafón y dentro de las plazas vacantes de pie de rama le toca el 50% al sindicato y el 50% a la autoridad. La Constitución en el apartado D habla de un la obligación de la parte patronal de implementar un sistema escalafonario y este sistema escalafonario está en sus parámetros la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado y existe un reglamento que regula a todos esos artículos. 


Los representantes de los trabajadores y del propio gobierno que fue de la administración pasada hicieron un supuesto sistema escalafonario digital, no tenía ningún sustento jurídico y que lo implementaron saliendo  beneficiados casualmente los compadres, los hijos, los hermanos, los primos, los cuates, pero menos los trabajadores en general y todas las plazas que estaban quedando vacantes se asignaba de manera caprichosa. Muchos trabajadores han publicado en las redes sociales la venta de plazas, se inconforman, se dice oye ese cuate acaba de entrar y entro con el nivel 18-19 y yo tengo 15-20 años y sigo teniendo el mismo nivel que cuando entré. La representación sindical no tiene interés en que esos trabajadores puedan mejorar en condiciones económicas y entonces si tiene el interés de vender plazas y de asignarlas.


Con respecto a las nóminas 4.69 – 8 ¿Qué se ha resuelto con su regulación?
En primer lugar en la clasificación de plazas de estabilidad laboral nómina 8 del nivel 4.9 y del nivel 4 .69 esas plazas de manera formal o legal son inexistentes, existen materialmente pero no hay un acto jurídico que lo pueda sustentar. 


La administración que estaba como encargado de la Subsecretaría del Capital Humano, Miguel Ángel Vázquez Reyes, hizo caprichosamente ese tipo de plazas que no estaba sustentados en un marco jurídico. Son salarios muy inferiores a los que se le paga a un trabajador de base sindicalizada, son categorías o sueldos discriminatorios y a la fecha el gobierno no ha regularizado la situación, el pretexto  son las cuestiones presupuestales, la otra que están haciendo los programas. A la fecha siguen esos trabajadores sin tener la seguridad social en su máxima expresión como lo ordenan los artículos 2, 3 y 17 de la ley del ISSSTE y/o del reglamento de la caja de previsión, son trabajadores que están marginados. Hay trabajadores que tienen salarios de $1,200.00  a la quincena. Ha habido manifestaciones y marchas para poder defender sus derechos, ha habido oídos sordos al respecto.