Entrevista EXCLUSIVA

Lic. Alejandra Mondragón Orozco

Secretaria General de la 
Federación Nacional de Affidamento Femenil (FNAF)

¿Quién es Alejandra Mondragón?

Soy pedagoga de profesión y actualmente curso la Maestría en derecho.

He buscado desarrollar la parte educativa dentro de la clase trabajadora. Crecí en la cuna del sindicalismo desde muy niña, porque mi raíz viene de ahí, mi Padre, el Mtro. José Luis Mondragón Paz es el Secretario General de la Federación Revolucionaria de Empleados y Trabajadores (FRET), Federación que está adherida a la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC), en donde tuve el gusto de poder desarrollarme con el liderazgo de Don Abel Domínguez Rivero.

Mi propósito es lograr que la pedagogía también aplique a los liderazgos sindicales, que se desarrollen los valores y el trabajo digno dentro del sindicalismo.

 

Coméntanos los orígenes de la Federación Femenil.

Objetivamente surgió en el 2019, justo el 9 de julio cumplimos dos años de la conformación.

Emerge de unirnos varias mujeres lideresas que pertenecen a otras Confederaciones, Federaciones y Sindicatos.

Nos constituimos con la intensión de poder sumar esfuerzos como mujeres lideresas y escucharnos en las necesidades que encontramos en nuestro campo de acción, principalmente la paridad sindical para fortalecerla, con la intención de reconocernos y respetarnos en la forma que cada una tiene de llevar su liderazgo. Es así como vivimos el Affidamento Femenil, es decir, que cada una de nosotras desde nuestras trincheras, las lideresas del transporte, de manufactura, del sector campesino, de trabajo del hogar, de la construcción, de los servicios, entre otros, sumamos esfuerzos para poder conjuntarlo y crear acciones, como campañas, foros, propuestas para generar políticas públicas; buscar alianzas con autoridades de Gobierno, con Instituciones; estar pendientes de aquellos beneficios, programas educativos y de activación económica que convengan para el crecimiento y desarrollo del sector laboral principalmente de las mujeres.

El Affidamento de nosotras surge en el 2019 y somos apoyadas por la Secretaria del Trabajo del Estado de México, la Lic. Martha Hilda González Calderón, quien impulsó también esta idea de poder conjuntar, crear y fortalecer a un grupo de mujeres lideresas, buscando hoy más la representación sindical, este equilibrio que debe existir en nuestro país y digo un “debe” porque todavía nos falta mucho, es una cultura que estamos hoy promoviendo.

 

Coméntanos, ¿Cuáles son los objetivos de la FNAF?

El objetivo tiene que ver con nuestra razón de ser, que, es generar estas acciones en pro de las trabajadoras y trabajadores, también es esta parte incluyente.

Para nosotras hoy en Affidamento es ir sumando, conociéndonos todas las lideresas de este país que estamos en este esfuerzo sindical día a día, también es compartir, buscar nuestra representación, esta visualización irla haciendo cada vez más del conocimiento de los liderazgos que existen en nuestra nación.

Lo que nos interesa para el país es, por un lado, adicionar a más mujeres lideresas que podamos trabajar en conjunto, identificarnos, reconocer su liderazgo, admirarnos y aprender unas de otras. Por otra parte, es buscar estas alianzas, como ya lo reiteré a nivel de gobierno institucional e incluso a nivel internacional, para así poder generar acciones en pro de las mujeres, en beneficio del sector obrero femenil.

Respecto al objetivo a nivel internacional, nos interesa en demasía el acercamiento a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a fin de realizar acciones conjuntas como propuestas referentes a los temas de trabajo digno, equidad de género y básicamente apoyar la ratificación del C190 - Convenio sobre la violencia y el acoso de la OIT.

Tenemos objetivos claros, específicos y sobre todo el que versa con la Unión y el Affidamento de la Mujer.

 

¿Por qué ser Secretaria General de la Federación Nacional de Affidamento Femenil?

El surgimiento de la FNAF fue de manera democrática con la congruencia de que las mujeres votáramos y decidiéramos quiénes íbamos a representarnos, quiénes ocuparían estas secretarías.

La FNAF tiene un tiempo de cinco años a partir de su registro, en donde yo estoy como Secretaria General, al término de ese periodo, Alejandra Mondragón dejará de ser la Secretaria General, entonces, se votará por la misma estructura conforme a nuestros estatutos y vendrá otra Secretaria General, que será una de mis compañeras lideresas. Esto será muy valioso, porque como ya lo externé, buscamos que nosotras mismas nos demos la oportunidad de aprender unas con otras.

La Secretaría General hoy a mi cargo en estos inicios de la FNAF es algo muy preciado, porque me corresponde ir abriendo esta brecha, dándonos a conocer. Hacernos visibles es este primer paso al habernos conformado y ahora es empezar a impulsar este conocimiento de la existencia de esta Federación de Affidamento Femenil de líderes Mujeres que se han unido para crear acciones para mujeres.

 

¿Cuál es la situación actual de las condiciones laborales de las trabajadoras?

Como persona que me encuentro en campo asesorando y escuchando las necesidades de trabajadoras y trabajadores y en diversos sectores como la manufactura y el comercio en general, estamos hoy en una reforma laboral ya aplicada en una parte de legislación laboral, donde es muy importante generar la participación de las y los trabajadores en esta democracia sindical, donde ellos de manera formada y consciente sepan que ellos son el sindicato, que ellos son los que representan realmente a otros compañeros, a otros trabajadores.

Por un lado hoy venimos de un sector de trabajo que empieza a tener y ya tenía la conciencia de su liderazgo, tenemos también una vivencia actualmente de una endemia/pandemia por Covid-19, donde se enfrentan todos nuestros trabajadores que están en la primer línea a continuar trabajando a pesar de las circunstancias que vivimos de salud, arriesgándose, buscando adaptarse a lo que es la máscara en sus rostros, en vivir con todos estos sistemas de seguridad y distanciamiento, todo ello ha sido difícil para nosotros, el poder fomentar en ellos este tipo de circunstancias que las puedan entender y adoptar con un sistema hoy de vida y de trabajo diferente.

Es importante mencionar que falta activar la economía de las mujeres, ya que con la pandemia se incrementó el desempleo de este sector. La CEPAL externa que las mujeres estamos viviendo un retroceso de 10 años debido a que muchas de nosotras tuvimos que regresar a los hogares, convertirnos en cuidadoras de hijos, adultos mayores, además de trabajar, ver temas escolares. Pareciera ser que esto también va a ser una situación de voluntad, que cada una elija cómo es que vamos a continuar con la educación de nuestros hijos y eso afecta en la parte del que yo me puedo emplear como mujer. Otras de las circunstancias, que lo hemos dicho, seguimos con la desigualdad, salarios que son diferentes entre hombres y mujeres, continuamos con el acoso y la violencia laboral. Tenemos varios panoramas que todavía debemos seguir forjando y sobre todo mitigar el hostigamiento laboral.

El sindicalismo está para defender los derechos de las y los trabajadores, está dentro de nuestro ámbito, tener una gran responsabilidad sindical.

 

Háblanos sobre La Mujer en el Sindicalismo.

La Mujer en el Sindicalismo en estos tiempos que yo me encuentro viviendo, afortunadamente ya se habla de una paridad sindical, en donde podemos y debemos tener la participación sindical.

Si bien es cierto, existen informes en donde se menciona que únicamente existe una mujer a nivel nacional que ocupa la presidencia y secretaría general de una confederación: “Una mujer. Imagínense todo lo que nos falta por recorrer a las mujeres, es un panorama hoy donde todavía trabajamos con una cultura de patriarcado, que existen asuntos aún en donde a la mujer le falta ser reconocida en su liderazgo sindical”. A la fecha es complicado para nosotras, sin embargo, ya se ha dado la apertura, se encuentra establecido en la ley, entonces, esto ya no es de querer, es de hacer, y eso es muy importante para nosotras hoy.

 

¿Cómo implementas la equidad de género en la Federación Femenil?

Actualmente estamos trabajando conforme a una agenda de trabajo que hemos estructurado, el tema de equidad de género está orientado en nuestro caso, lo comenté hace un momento, básicamente a la ratificación del Convenio 190 de la OIT para trabajar lo relativo a la violencia y el acoso laboral e impulsar que esta ratificación en nuestro país se reconozca, sea parte de una obligatoriedad nacional.

Por un lado, estamos trabajando con los protocolos emitidos por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social respecto a lo que es nuevamente la violencia y el acoso laboral. En relación con el tema de género, los días 25 de cada mes, traemos una agenda establecida para difundir esta conciencia de la “No Violencia hacia las Mujeres” mediante campañas, foros y con diversas actividades. Infortunadamente hoy realizar actividades presenciales nos detiene por los temas de pandemia, tenemos la responsabilidad de cuidarnos todos. Lo anterior nos ha costado trabajo, pero continuamos explotando las tecnologías de la información y comunicación tras esta nueva normalidad utilizando plataformas como “Zoom” y otras para reunirnos periódicamente.

No importa la distancia, ya que seguimos unidas, preparándonos, estamos generando la capacitación constante de nuestras lideresas, así como bajando información, formación para otras mujeres a fin de crear diferentes acciones.

En el tema de equidad de género lo que la FNAF construye lo está haciendo muy tangible y cercano al sector, más que hablar, es el crear una conciencia, actuar, realizar actividades que vivencien las personas, las mujeres, de lo que es la equidad de género, en sí es parte de la aceptación y respeto de las mujeres y de cualquier trabajador el “No a la violencia laboral”.

 

¿Cuál es el aporte del “C-190 de la OIT C190 - Convenio sobre la violencia y el acoso”?

Fundamentalmente la aportación es que es una herramienta, un acuerdo sobre un asunto que existe a nivel internacional, no sólo aplica en nuestro. Ese acuerdo lo elaboró la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el año 2019 y la intención es que sea un instrumento donde se busque mitigar el hostigamiento laboral, reconociendo que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo pueden constituir una violación o un abuso de los derechos humanos y que la violencia y el acoso son una amenaza para la igualdad de oportunidades, y son inaceptables e incompatibles con el trabajo decente; aspectos que vivimos nosotras sindicalmente.

Hay perfiles dentro del sector laboral, mandos intermedios, mandos gerenciales que, en su autoridad de delegar trabajos a nuestra gente, se abusa, yo lo vivo muy de cerca. Todavía hay temas muy sensibles que uno entiende porque ciertos mandos de las empresas siguen abusando, persisten condicionando el que la gente tenga trabajo, solicitando a las mujeres “favores sexuales” para que puedan permanecer, tener o ser parte de una línea de producción y puedan tener beneficios de vacaciones.

Son asuntos muy específicos que, si bien lo sabemos, se necesita hoy de la aplicación y seguimiento para la ratificación de este convenio 190, para lo cual es muy provechoso hacer estas campañas de sensibilización para concientizar a hombres y mujeres de nuestro país y que la Federación de Affidamento Femenil y las lideresas lo sigan impulsando.

 

¿Cómo ves o qué opinión tienes del actual Sindicalismo?

Es un sindicalismo con retos.

Hoy tenemos la parte de las legitimaciones de contrato para los sindicatos que en su momento y así lo veo, porque he crecido ya lo dije en esta cuna del sindicalismo, las cosas no se hicieron como se tienen que haber hecho, es complicado para ese sindicalismo.

Para los sindicatos donde realmente la estructura sindical es del trabajador, lo reitero, los sindicatos son los trabajadores donde existe una democracia, una participación, en donde las asesorías las realizan los mismos delegados sindicales, ellos mismos son los que están en representación de sus compañeros de trabajo, pues no es complicado.

Hoy únicamente es capacitarnos para que se den todos los procesos que nos pide esta reforma laboral, básicamente en materia de conciliación laboral, revisión de estatutos sindicales; pero en mi caso lo veo como una gran ventaja, un gran filtro sindical que está habiendo en el país donde al final el sindicalismo será todavía más fortalecido por aquellos que realmente lo han trabajado por años, entonces, pues que tenga miedo el que no ha hecho las cosas como tienen que hacerse.

 

La Federación Femenil, ¿Cómo afronta la pandemia?

La seguimos enfrentando día a día, es algo que no ha terminado, yo creo que más que enfrentarla, es adecuarnos, adaptarnos, renovarnos y reconstruirnos totalmente.

La Federación Femenil, lo he mencionado, ha sido un asunto de agendas de año, actividades que hemos ido escribiendo, sentándonos las lideresas para el análisis, para ver qué rumbo tomar, qué vamos a hacer, cómo es que podemos bajar apoyos y beneficios que existen en el gobierno, qué servicios, qué instituciones podemos acercarles a los trabajadores que están haciendo cosas para ellos, desde pruebas del cáncer, unidades móviles que atienden la violencia de género, el poderles acercar estos directorios a dónde acudir, cómo hacerlo.

Hemos tenido por parte del Estado de México capacitaciones de manera virtual.

Por parte de esta Federación ha sido una tarea de investigación, búsqueda, análisis a nivel local y federal de estar sondeando qué hay para poderlo posicionar entre nuestra gente y que ellos conozcan qué es lo que existe, y así poder nosotras acercar estos beneficios y/o servicios. Esto y más es lo que la FNAF ha tenido que ir haciendo: acciones concretas durante la pandemia, sobre todo el ir adecuándonos a la comunicación a distancia por medio de plataformas digitales, lo cual también ha sido un reto para nosotras.

 

¿Cómo ves a la Federación Femenil en cinco años?

En cinco años…, que hermosa pregunta.

Mi visión primero, es que estará una nueva Secretaria que no seré yo, que eso deseo en verdad aunque a veces aquí en los estatutos está el fundamento de que pueda volverse a postular, en mi caso, no me gustaría, lo quiero decir de manera muy honesta y abierta, porque… ¿Qué mejor aprendizaje que haciendo?, entonces, a mí me encantaría que mi Federación, que la FNAF, tenga otra Secretaria General que ha caminado también conmigo estos años.

He aprendido por un lado y busco que esta Federación en el tiempo que a mí me corresponde sea reconocida, visualizada y posicionada entre otros Sindicatos, Federaciones y Confederaciones en donde identifiquen plenamente quiénes somos y qué hacemos en la FNAF.

Visualizo en cinco años una FNAF donde también va a ser invitada, que será sumada para llevar a cabo alianzas con otras Confederaciones y Federaciones. Veo una FNAF donde también se integren más mujeres lideresas, hoy, lo hablo también con mis compañeras trabajadoras del hogar, una asociación de mujeres que se está conformando. Es de mi agrado y alegría ver que se vayan sumando también a esta Federación en su voluntad de ser parte y de que también trabajen por la misma Federación no solamente como trabajadoras del hogar; hay muchas mujeres que están con sindicalismos independientes por lo que será interesante conocerlas e invitarlas a formar parte de la FNAF, entonces pienso que la FNAF con todo esto, de aquí en los cinco años, debe estar más fortalecida en su estructura.

A la FNAF puede integrarse y ser parte de ella todas las trabajadoras de nuestro país, no tenemos un tema de ser excluyentes, lo reitero, somos una federación incluyente. ¿Qué se requiere? la voluntad de ser mujer líder, de querer trabajar para otras mujeres y lo digo acá, hay principios, también dentro de nuestra agenda básicamente el reconocimiento de los liderazgos no es sencillo con las mujeres el despertar de talentos, de cualidades que tenemos como mujeres, así entramos muchos de nosotros diciendo quiénes somos, qué somos, qué nos gusta hacer y lo aportamos, lo ponemos en la mesa para el crecimiento de la FNAF, entonces es importante siempre prepararse. Yo sí comulgo con que seamos mujeres preparadas en la FNAF, se requiere de un andamiaje, estar estudiando, capacitándonos para poder guiar a otras compañeras, no se puede dirigir a ciegas y si bien es importante decirlo y reafirmarlo, se necesita de capacitarnos las mujeres, entonces es imperioso el querer, y en el querer, también quererte a ti misma para prepararte y poder guiar a otras mujeres.

 

Alejandra, un mensaje a las trabajadoras del país.

A todas mis compañeras del sector laboral, tanto del ramo campesino, manufacturero, y de comercio, las transportistas que en ese momento también las conozco, el principal mensaje es decirles que ya somos muchas sumadas, muchas unidas, buscando esta visualización de la grandeza que tenemos como mujeres, de la posibilidad que tenemos nosotras también de ejercer el liderazgo, no solamente ya en nuestras familias que lo hacemos día con día y lo saber hacer bien, sino también un liderazgo ya en el sector laboral. Invitarlas a que se sumen, a que emprendan esta labor, esta misión tan maravillosa, que se permitan conocerse, darse cuenta qué pueden hacer por otras personas. Se requiere hoy trabajar mucho para un mejor país, todo encaminado a partir de la colaboración, muchas mujeres ya lo hacen así y lo refiero cuando platico con trabajadoras que son líderes en sus comunidades, en sus propias familias y al parecer en el sector laboral a veces lo vemos muy lejano, o muy…, cómo decirlo, a veces prohibido, muy limitante y esto se encuentra aquí, esto está mucho en lo que nosotras hoy decimos y pensamos y basta cambiar un poquito ese pensamiento, darnos cuenta que nuestra ley tiene una serie de artículos donde nos apoyan, nos amparan para poder trabajar de manera común por esto que es el sector laboral.

Yo invitarlas a todas las mujeres a sumarse, a creer en el Affidamento, apoyarnos es lo vital. Las invito a que más que ver lo que la otra no tiene, veamos la grandeza de la otra compañera que tenemos al lado y esa grandeza unirla a la que nosotros tenemos como mujeres, eso suma y crea estructuras muy grandes y sólidas, eso es lo que ha hecho Affidamento Femenil y pues bienvenidas a este mundo del sindicalismo. ¡Hoy lo que se necesita es la participación y unión de nosotras, “vénganse a chambear por más mujeres”!